WhatsApp
Especialistas en cirugía plástica, estética y reparadora
659778718 - 963690527
Nuestro Blog
Últimas noticias
Más entradas
Villa Estética Thu, 12 Sep 2019 12:17:25 +0200

Ginecomastia: Qué puede hacer la cirugía para solucionarla

Ginecomastia en Valencia - Remodela tus pectorales
12 de septiembre de 2019
El sobredesarrollo de las mamas en los hombres es algo más común de lo que puedes llegar a pensar. Afecta a un total del 40% al 60% del sexo masculino y es conocido como ginecomastia. La cirugía, si la persona llega al punto de confianza y de decisión para el cambio, es el camino a seguir para lucir un pectoral más normativo.

Este agrandamiento patológico en las mamas puede tener varios motivos por los que se presenta en hombres de todas las edades, ya sea en una o en las dos glándulas, pero es comúnmente tratado en la cirugía plástica.

Al ser una operación muy tratada en el campo de la estética, el resultado es permanente y bastante notable. Por supuesto, varía mucho según la persona y el estado físico, por lo que si el paciente tiene una piel tensa, quedará menos marca de una cirugía plástica.

Pero si hay obesidad, antes de partir hacia la operación, será necesario ejercicio físico y una dieta baja en calorías para bajar ese sobrepeso y tener un resultado mucho más satisfactorio. Obviamente, el alcohol, el tabaco y las drogas están prohibidas para conseguir este propósito, ya que algunas causas están relacionadas con el mal funcionamiento de los riñones.


Funcionamiento de la cirugía


Como toda operación, la ginecomastia también sigue los pasos lógicos de este tipo de tratamiento. Comenzando por el preoperatorio, en el que se hace una mamografía para analizar la composición interna del pecho y detectar si se encuentra alguna anomalía. Durante más de una semana antes de la cirugía, el paciente fumador debe dejar el tabaco.

Una vez realizado el preoperatorio, será el momento de la operación. En un hospital, con opción a permanecer una noche ingresado, la cirugía en sí suele durar de 90 a 120 minutos. Se realiza con un bisturí alrededor de la areola para dejar la menor cicatriz posible. En cuanto a la anestesia, puede ser local o general, dependiendo de las circunstancias.

Si solamente hay exceso de tejido graso, el camino para ello es una liposucción, en la que se inserta un pequeño tubo aspirador (cánula) con la que absorber la grasa mediante una bomba de vacío. Puede ir acompañado de retirar exceso de piel, para que quede acorde con la cantidad de grasa del nuevo resultado. Además, el drenaje será prácticamente obligatorio para evitar pérdida de líquidos.

Por último, tenemos el postoperatorio. Las molestias son típicas los días posteriores a la cirugía, y las inflamaciones suelen desaparecer a las pocas semanas. Pero el resultado final, con toda la inflamación extinta y las molestias olvidadas, se verá unos 3 meses más tarde de la operación.

Los puntos se retiran a las 2 semanas, y es muy recomendable que no dé el sol a las cicatrices para que no dejen marca por cambios en el pigmento de la piel.

Si no se trata bien, y aunque no sea lo más usual, es posible que aparezcan efectos negativos durante este tiempo, como lesiones en la piel, exceso de sangrado o infecciones, pero nada grave.

Facebook Sharer
Pinterest Sharer